24 enero 2014

✦ La inocencia del colegio.


¡Buenas!

Como pasada alumna de un colegio, actual alumna en prácticas de éste, y futura maestra en cualquier otro, no puedo evitar echar la vista atrás más de una vez y darme cuenta de la diferencia entre cómo veía las cosas siendo una pequeñaja y cómo las veo ahora.




Para empezar, y creo que una de las cosas más significativas y que más curiosas me parecen, es que cuando éramos pequeños e íbamos al cole, finalizaba la jornada de trabajo y todo el mundo se iba a casa, ¿no? ¿Todo el mundo? ¿Seguro?  Para nosotros, que éramos más bien egocéntricos en esa época de la vida, si nos íbamos a casa, seguro que todo el mundo hacía lo mismo, pero nadie pensaba en los profesores, ¿eh?

Esas personas que nos cuidan, que nos enseñan, que cada mañana nos dan los buenos días y nos reciben con una sonrisa y con la clase decorada y llena de trabajos y cosas que nos puedan ser de utilidad; esas personas que se quedan después de clase para preparar todo el material que después se trabaja en el aula. Porque parece que no, pero el trabajo de un maestro no se queda en el aula, hay mucho más detrás. La cosa es, que cuando somos pequeños, no lo vemos, y ahora que estoy de prácticas y me meto en el papel, veo por fin todo el esfuerzo que no se percibe cuando eres pequeño.

Los niños, especialmente los más pequeños, ven al maestro como alguien importante, quizá especial, parece que vive en el colegio e imaginarle en otra tarea diferente se hace extraño, ¡y ya no digamos si le vemos haciendo la compra! ¡Inimaginable para un pequeñajo! Jaja. Es muy curioso, pero seguro que más de uno lo pensaba de pequeño. ¿Un profe andando por el supermercado como mi padre o mi madre? Qué va... 

 

Otra de las cosas que ahora puedo ver es la cantidad de trabajo y temas que se deben tratar en lo que respecta al colegio en sí; claustros de profesores en los que se ven y aprueban presupuestos, actividades grupales, temas algo más delicados entre profesores,... En fin, esas cosillas que uno ignora siempre a menos que lo vea desde dentro.  

Como punto final de la entrada, algo alejado de lo que comentaba antes, es que he podido ver que el nivel ha bajado bastante en comparación a cuando yo iba al colegio. Recuerdo que, al menos en mi clase (y seguro que en las demás), era rarísimo y casi inexistente aquel que tenía alguna asignatura suspensa, ¡casi nadie suspendía en el colegio! Al menos, nadie que no tuviera algún tipo de necesidad especial. Ahora, según comentan en claustros en los que nos reunimos tanto los maestros de infantil como los de primaria, veo que hay profesores que tienen a más de 10 suspensos en Inglés, otros tantos en Matemáticas, alguno que otro en Conocimiento del Medio,... Y yo, de verdad, me horrorizo. ¿Cómo han cambiado tanto las cosas? Se nota que la infancia ya no transcurre como antes, pero a veces se ven niveles que no son normales, y niños que con sólo diez años ya están maldiciendo el colegio y las ganas de aprender. Me parece muy triste.





Per en fin, eso ya es tema a parte. Es una entrada no muy larga y más bien reflexiva de algunas cosillas que me parecen curiosas y que por fin veo desde otro punto de vista, y me parecía interesante comentar por aquí. Total, en el blog hablo de todo.


Si queréis comentar cualquier cosa al respecto,

¡bienvenidos sois!


Besos Celestes.

8 Sueños:

  1. Para mi encontrarme con un profesor fuera del aula me resultaba un poco incomodo, especialmente con una profesora de lengua, siempre que me veia hacia la broma de porque no estaba estudiando en casa, supongo que por eso cogí mania a esas situaciones. Pero con la edad, como todo, pasa.
    Me has recordado los buenos momento que pasé en el cole, un besazo :D
    Lena

    ResponderEliminar
  2. Puf para mi de pequeña mis profes eran como superhéroes XD y cuando me las encontraba en algún sitio saludarlas pero vamos... solo me faltaba hacerles señales de humo. Otro hecho era en las procesiones varias salían en la misma y siempre nos daban caramelos ya que en Murcia dan cosas, y eran casi como presumir que te habían dado algo y cuando ibas a clase lo decías todo orgulloso XD
    Aún así creo que esa ilusión por encontrarse de nuevo con aquellos profesores que marcaron de forma especial esa etapa sigue siendo bonito y entrañable, pero cuando te los cruzas y ni te recuerdan... ains como se nota que nos hacemos mayores XD

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu reflexión, aunque discrepo con lo que hoy en día para mí es un profesor. De pequeño se siente admiración; con mi edad... bastante odio =P

    Nah, es broma. Difiere mucho el asunto hablando de los peques, los profesores que tienen vocación o, al menos, buena mano con los críos, o los que están aprendiendo que tienen más ilusión aún, como podría ser tu caso. Obviamente, no todos son así. Que vamos, recuerdo esa época como algo maravilloso a lo que volvería encantada (y estoy hiper-mega de acuerdo con el tema de los suspensos; en general, el nivel es pésimo en todos sitios).

    Pero hija, a raíz de mi experiencia tanto en la ESO, Bachiller y la propia Universidad, ni el nivel es bueno, los profesores en general son unos carcas, sin vocación y muy cabrones (permíteme la expresión) y, aunque generalizar está feo, es que el 90% de lo que he encontrado en MI facultad es absolutamente incompetente.

    Eso sí, en referencia a tu entrada, es cierto que la consideración se toma cuando uno se hace consciente y, para colmo, sabe lo que es currar... esa época es demasiado buena.
    Y yo, últimamente, ando bastante mal con el tema profesores, me he ido por las ramas... perdóname =)

    ¡Mucho ánimo con las prácticas! Y ojalá puedas conseguir tu sitio nada más acabes.
    Un besote fuerte!!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho la entrada, jejeje. Es bonito que recuerdes la perspectiva de cuando éramos pequeños. Creo que es como lo véiamos todos xD.

    ¡Besito!

    ResponderEliminar
  5. Yo desde que trabajo en un cole me he dado cuenta de la cantidad de trabajo que tiene, por dios, es que es dificil... sobre todo cuando es en infantil, que son como pequeños salvajes que cada uno va a su bola y tu eres solo una para tantos... uff

    Por los demás si, he visto que hay muchos suspensos. Antes yo recuerdo que como mucho suspendía uno o dos, pero pocos más >.<

    Ains que triste...

    Un saludo^^

    ResponderEliminar
  6. Buena entrada ^^
    Eso si, a veces nos tocaban profesores que eran demonios. Sin ir más lejos, en mi colegio sobre tercero y cuarto de primaria nos tocó una tutora, jefa de estudios además, que siempre nos gritaba y nos pegaba capones, aún sin hacer nada malo y a veces nos castigaba a los alumnos sin haber hecho nada.

    Los niños le teniamos miedo, también porque era la jefa de estudios, y no nos atreviamos a decir nada a nuestros padres. Yo si me atreví después de mucho tiempo, y al menos mi madre si me creyó. Es que además, cuando hablabas con ella se notaba que era arrogante, narcisista y una persona muy borde, tanto con los alumnos como con los padres y los adultos.

    Curioso, casi todos los jefes de estudios/psicólogos que he visto en los colegios/institutos (era también la psicóloga), son bordes, arrogantes, orgullosos, presumidos y que desprecian a alumnos y padres.

    Menos mal que mi tutor de primero y segundo era un ángel (se llamaba así incluso, jajaja), creo que me llegó a coger mucho cariño y era su favorita en segundo, pero hasta segundo yo no le cogí cariño (también porque a finales de primero se empezaron a meter conmigo y él me apoyaba en segundo de primaria). En cuarto vino la sustituta de la que nos pegaba capones, y era muy buena con todos nosotros, muy enrollada y simpática. Y en sexto, aunque a veces tenía mis diferencias con mi tutora, la respetaba muchísimo y me llevaba bien con ella.

    Otros profesores a los que respetaba y me llevaba bien era el de Gimnasia (¡que tío, ese Alfonso! Con él nunca te aburrías) y la de Música.

    Jaja, pero ahora que lo dices si... ¿como serían sus vidas? xD

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo realmente! la educación a cambiado tanto en estos días, pero es por muchos factores, padres que se divorcian, o madres frustradas por casarse a temprana edad, bueno en mi caso esos son los temas que mas veo, mi madre trabajaba cuando iba al kinder y ahora veo que padres les vale ma*** sis hijos. mi primita es de esas niñas que va en el kinder y es una desgraciada que le mienta la mamá a todos, y su madre como si nada, le es intramuscular.
    Muy buena tu entrada soy nuevo en tu blog :D
    Te sigo :D!!
    si gustas algun dia pasate por mi blog
    yake-kinky-kidboy.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Nos encanta tu blog!!
    http://mdeunalectora.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Si tienes algo que decir, yo tengo algo que escuchar. ¡Siempre es agradable leer tus comentarios! Con respeto y buenas maneras, todos nos entendemos.

¡Adelante, dime qué piensas!

Tiny Star